Ciudad de México.- A partir de mayo de 2019, el sector patronal mexicano iniciará los cabildeos para llevar el salario mínimo general a su recuperación histórica, y que en el 2024 alcance los 290 pesos diarios, monto que a precios de hoy se tuvo en 1976, el año con los salarios más altos.

Durante entrevista con Excélsior, Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), señaló que hay condiciones para que los ingresos de los trabajadores mejoren en los próximos años.

Los cuatro jinetes del apocalipsis sobre el incremento salarial, como la inflación o el llamado efecto faro, eran imaginarios; hay argumentos y evidencia empírica de que el ajuste de 2019 no traerá consecuencias negativas para la economía. Es un primer paso, pero debemos pensar en el largo plazo”.





La Comisión Nacional de Salarios Mínimos publicó en el Diario Oficial de la Federación el salario mínimo general que tendrá vigencia desde el 1 de enero de 2019 en el área geográfica de la Zona libre de la Frontera Norte, que será de 176.72 pesos diarios por jornada; mientras que el monto para el área de Salarios Mínimos Generales será de 102.68 pesos diarios.

El presidente de Coparmex comentó que pasar de 88.36 a 102.68 pesos diarios en el mínimo se alcanzó gracias a que se discutieron y analizaron los posibles efectos nocivos de aumentarlo, como el alza en la inflación, la disminución del ritmo de la contratación de trabajo, mayor informalidad laboral y la distorsión de las negociaciones salariales (el llamado efecto faro).