Aunque anteriormente existían sospechas, ahora ya es una realidad. Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia desaparecerá el Seguro Popular tal y como se conocía, aunque el compromiso por brindar atención a los afiliados continuará.

De esta manera, ahora el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) será el encargado de atender a los 13 millones de derechohabientes con los que contaba el Seguro Popular. A pesar de la situación, el cambio se realizará de manera gradual.

El encargado de confirmar la noticia fue Germán Martínez Cázares, titular del IMSS, quien añadió que los recursos que se tenían contemplados para el Seguro Popular ahora serán administrados por el máximo instituto de salud.

Por su parte, el funcionario señaló que no sólo se trata de un cambio de nombre sino que habrá una transformación de fondo. A su vez, reiteró que el compromiso continuará siendo el mismo: brindar atención médico a la población de bajos recursos.

Finalmente, parte de la culpa de la desaparición del Seguro Popular fueron los distintos casos de corrupción denunciados. Es por eso que se espera que en esta nueva etapa se evite que se repitan este tipo de situaciones.