Los “yo a tu edad” que acechan el futuro económico de los jóvenes mexicanos

1 año ago entumentv 0

Mantener una buena calidad de vida y tener hijos no es tarea fácil, y seguro tus papás te lo han dicho muchas veces. Es hora de escucharlos y seguir sus consejos financieros.

Martes 9 de agosto de 2016 — Típico que escuchas “yo a tu edad…” y te preparas para lo peor: un largo discurso sobre aquellos buenos tiempos cuando tus papás ya estaban casados y habían comprado un auto, tenían casa y llevaban varios años trabajando. Todo esto, ¡siendo más jóvenes que tú!

Aunque suenen a disco rayado, sus frases son auténticas lecciones de vida. Para ponerlas en práctica y demostrar que tú también puedes darles clases de finanzas, recordemos algunas de ellas:

“A tu edad ya tenía casa”

Les enseñaron que tener casa propia era la mejor opción y te educaron igual. Pero, en realidad, esto depende de tus planes de vida.

De hecho, rentar es una buena alternativa si acabas de independizarte o planeas tener hijos; así no te preocupas por pagar impuestos y servicios o por la hipoteca, cuyo plazo promedio es de 20 años y su tasa de interés es de 9.6 por ciento anual.

“Yo ahorré desde muy joven”

El ahorro es uno de los mejores hábitos que pueden heredarte, pero sabemos que puede ser difícil. Si quieres lograr tus metas en menos tiempo, toma su consejo y llévalo al siguiente nivel:invierte.

Puedes irte a lo grande con bienes raíces, ¡ya no necesitas tanto dinero! Por ejemplo, Inverspotte permite invertir en bienes inmuebles desde 100 mil pesos, gracias a su método de crowdfunding con el que reúne a varias personas para financiar nuevos proyectos.

Piénsalo como la inversión que te dará mayor rendimiento en un año: si destinas esa cantidad a una cuenta de ahorro ganarás menos de 700 pesos, en fondos de inversión recibirías entre 7 y 13 mil pesos, y podrías ganar más de 30 mil pesos en bienes raíces.

“A tu edad ya trabajaba”

Muchos tuvieron trabajos estables y desarrollaron su carrera profesional en una sola empresa. Actualmente nos enfrentamos al desempleo –hay 2.1 millones de mexicanos desempleados– y a la rotación de personal.

Sin embargo, tienes dos aspectos a tu favor: existen herramientas digitales para encontrar trabajo y la experiencia que adquieres en diferentes empleos te vuelve más competitivo. Beneficios que tus papás no pudieron disfrutar en su época.

“Ya no valoran las cosas como antes”

Si te tocó rebobinar cintas de cassette o escuchar CDs en un discman, seguro los cuidaste como si fueran oro puro. Estos artículos, tanto como comprar ropa nueva o tener conexión a internet, eran un verdadero lujo.

Después llegó el internet inalámbrico y los smartphones, cambiando nuestra vida para siempre: todo está a un clic de distancia, pero se ha vuelto inmediato y desechable. Según datos de la consultora tecnológica IDC, en 2015 los mexicanos consumimos 34.25 millones de smartphones, que tienen una vida útil de uno a dos años.

Quizá es momento de seguir la recomendación de tus papás, para coleccionar objetos y momentos que perduren.

“Piensa en tu retiro”

Aunque la pensión no asegura completamente el futuro de tus papás, sí les garantiza un ingreso decente. Spoiler alert: si comenzaste a cotizar después de 1997, lamentablemente, sólo te jubilarás con lo que ahorres en tu afore. ¡Haz caso de ello!

Para los especialistas, lo ideal es que ahorres entre 16 y 25 por ciento de tu salario durante 40 años para disfrutar de tu retiro sin preocupaciones.

Si piensas “qué razón tenían mis papás cuando me regañaban”, es hora de llamarles para agradecer sus enseñanzas y pedirles más consejos. Porque recuerda que, como decía Robert Kiyosaki, empresario y escritor: “si deseas ir a algún lado, lo mejor es encontrar a alguien que ya estuvo ahí”.

Fuente: www.inverspot.mx