Martes 15 de mayo de 2018 — Viajar, aunque sea por motivos de trabajo, siempre es una oportunidad para conocer y abrir tu panorama. De hecho, un estudio, realizado en las universidades de España y Reino Unido, asegura que para los profesionales, que visitan un destino por trabajo, el turismo convencional y el entretenimiento son parte de su experiencia. Por ello, estos viajeros de negocios necesitan de espacios flexibles que puedan complementar su visita. En otras palabras, aunque tu viaje sea primordialmente de negocios, deben haber otros aspectos que crean una estancia más satisfactoria.

“Aún cuando el foco está en los negocios o el lado profesional, no significa que la estancia tenga que sacrificar comodidad, bienestar y esparcimiento”, explicó Emilio Uribe, Head of New Business de Selina. “Los mismos principios que marcan la tendencia de oficina alternativas, aplica para los modelos de hospedaje. Por lo que para las nuevas generaciones de viajeros de negocios también es vital tener una estancia diferente y más redonda”, agregó.

Con base en esto, el también viajero enlista las características clave que tu lugar de hospedaje debe tener para romper el molde del típico business trip y ofrecerte una mejor experiencia.




Que sea más que un lugar de paso

Quítate de la mente que porque viajas por un asunto profesional tu hotel debe ser un lugar sin personalidad. Esto tampoco quiere decir que debas invertir demasiado. Lo importante es buscar alternativas de hospedaje que pongan el foco en el tipo de servicios que te gustan y que necesitas.

Que sea inspirador

El diseño es un factor relevante, pues la decoración clonado que se ve en cada sucursal y las paredes blancas que no transmiten nada difícilmente podrán motivarte al trabajo, sino que te harán desear escapar de tu cuarto de hotel. Busca un ambiente que reduzca el estrés y tenga una personalidad única, para que la sensación de descubrir un nuevo espacio te transmita la energía del destino.

Incluya espacios para coworking

Que la locación cuente con espacios dedicados a la productividad será vital para organizar mejor tu tiempo y tener el setting adecuado para reuniones o sesiones de trabajo durante el día. A su vez, puedes aprovechar estos ambientes para tener nuevas perspectivas de profesionales locales y otros viajeros, siendo un espacio idóneo para el networking. Además, esto te garantiza que tendrás todo lo necesario (desde un escritorio, hasta conexión a Internet de alta velocidad) para cumplir con tus obligaciones.

Balance entre diversión y trabajo

Si tu agenda está repleta y tiene breves ventanas de oportunidad para disfrutar del destino, una aspecto importante de tu hospedaje es que te dé las facilidades de conocer el destino desde el hotel mismo y que cuente con opciones para planear recorridos o tours por la ciudad, que puedas planear con base en tu agenda.

Que tenga un programa de wellness

Si, en cambio, en tus tiempos libres quieres aprovechar para tomarte un merecido descanso y despejarte, entonces es vital un programa completo con actividades centradas en tu bienestar. Esto no necesariamente implica un spa, también se traduce en clase y actividades para entrar en contacto contigo mismo, regalándote una escapada de mente y cuerpo.